Emilia Valencia

De parte de las cosas sencillas

04/06/2019 - 14/07/2019

Un punto de partida para este proyecto lo proporcionan las cosas que hay en mi entorno, las que forman parte de mi, de mi pensamiento, también aquellas  que encuentro, con las que hallo similitudes con mis recuerdos…

Todos los objetos, los que poseemos, los que valoramos o incluso los que detestamos tiene un lugar en  nuestro memoria y ocupan un espacio físico en diversos lugares de nuestras casas.

Todos esos objetos poseen un pasado y se van convirtiendo con el  paso del tiempo en las cosas que nos rodean y que  representan nuestro carácter e incluso nuestra personalidad. 

Si  observamos por un instante a esos objetos, esas cosas que conviven a nuestro lado, nos recuerdan al momento su procedencia, el recuerdo de un pasado y la importancia que suscita en nosotros ese objeto-cosa.

Poseen una trayectoria de espacio y tiempo… Vienen de algún lugar, alguien vino y los trajo, o  posiblemente se compró o se encontró o  fue un regalo. Pero siempre van de un lugar a otro, viajan por lugares insospechados y tras ese ir y venir, llegan por fin y se depositan,  allí junto a la ventana, encima de algún mueble, colgados, mezclados entre otros objetos de procedencia incierta…  y ahí en ese lugar elegido, reposan inertes  pero , ellos los objetos o ellas, las cosas,  guardan el secreto de su pasado, con el tiempo se convertirán silenciosamente  en nuestros recuerdos mientras descansan depositados sin mas pretensión que ser recordados y admirados en el tiempo de la memoria.

Otro aspecto importante que da forma a este proyecto es la observación de los objetos, cuando la luz se deposita sobre ellos. En ese momento, el objeto toma vida propia y pierde el contexto en el que se observa. 

Es aquí cuando esa huida de la luz entre las cosas, pretende perpetuar el tiempo inerte de un instante. 

Independientemente del género o la disciplinas elegidas, pretendo concluir enalteciendo y otorgando valía a las cosas insignificantes que nos rodean.